martes, 21 de agosto del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
La estrategia de Morena
2018-01-23 | 08:37:15
Aunque pareciera que no tiene forma, el plan o la estrategia que sigue Morena para contrarrestar el fenómeno de estructura que tanto en Veracruz como en el país, tienen PAN y PRI, y que al final es lo que determina la elección, es clave y debe hacerlo sentir si es que en verdad la coalición quiere “Hacer historia”.

En las dos elecciones en las que Andrés Manuel pretendió la Presidencia, y en la que Cuitláhuac en el 2016, rumbo a la gubernatura, alcanzó un tercer lugar frente a las coaliciones y segundo lugar, si el PRI hubiera ido solo como partido, el triunfo no les ha llegado porque se pierde el día final de los comicios.

Y esto los saben todos quienes participan en comicios y sus operadores, si el día de la elección, éste no se cuida o en contraparte, se compran los votos, entonces es derrota segura,. Por ello la estrategia silenciosa de Morena va enfocada a eso, a un celoso cuidado de las urnas.

Cada vez son más recurrentes las reuniones de planeación y estrategia, una vez que ya están definidas las candidaturas a senador con Rocío Nahle y Ricardo Ahued, y la misma de gobernador con Cuitláhuac García, poco a poco se alistan las diputaciones locales y federales.

Pero en estas últimas la dirigencia de Manuel Huerta Ladrón de Guevara están siendo pactadas sin problemas con los resultados de las encuestas, definiciones que se han acelerado en las últimas dos semanas a través de los coordinadores de distritos.

La otra vertiente sin duda son las alianzas, cada vez Morena empieza a ver el acercamiento de grupos que se han mostrado afines a este movimiento y en contra de las decisiones que ocurren en PRI y PAN. En ese sentido, por ello panistas y priistas provechan que en Morena contrario a otras ocasiones, está apostando a la inclusión. Y la práctica nominación de un ex priista como Ahued al Senado es la señal más clara para esa apertura.

La misma línea que se ve a nivel nacional con las panistas Tatiana Clouthier y la senadora Gabriela Cuevas o en Morelos con Cuauhtémoc Blanco.

La apuesta es a una abierta inclusión, por ello la actuación de los externos será determinante para que Morena alcance los resultados deseados desde la Presidencia hasta las gubernaturas, y aunque el escenario es más complejo, es la principal esperanza que tienen en Veracruz.

No solo priistas, sino panistas, empresarios y ex perredistas que por la bajita se han acercado a los cuadros y dirigencias para incorporarse.

Por ejemplo, sobre Ricardo Ahued, llama la atención que este lunes el presidente de la Canaco en Xalapa, Gerardo Libreros Cobos, lo calificó como de los pocos políticos congruentes en reciente entrevista.

“Creo que está llegando una persona a MORENA que no se va a dejar en ningún momento que lo utilicen, porque si algo está mal lo va a decir. Por supuesto que es un político congruente”.

Y es que esto es a lo que realmente ese partido le apuesta a jalar al sector privado a los hombres de negocios, a los que le mostraron su rechazo en los pasados comicios, y los más lastimados por la inseguridad que engloba robos, asaltos, secuestros y extorsión.





Obviamente, Morena sabe por donde llegarles.

Y si a esto le agrega el repetitivo discurso de que no ha dado resultados el gobierno del estado, el enojo social crece, mientras que lo está conminando con la organización territorial lo que son los puntos claves en el crecimiento del Morena

En tanto, otra parte en la que sentarán su defensa y buscan la legalidad de los comicios, es buscar que se concrete un PREP independiente, en donde se manejen directos de la estructura territorial que está armando.

Los analistas pues, resumen que el PAN descansa su voto en programas sociales, y que el PRI puede caer más porque depende del dinero para operar que al menos en este gobierno ya no existe por ser oposición, y Morena seguirá sentando sus reales en las vertientes arriba mencionadas.


MUY EN CORTO

Tal parece que contrario a lo que se ha dicho en torno a su liderazgo como son los excesos como líder petrolero así también las acusaciones de corrupción o mala imagen pública que pesan sobre éste, Carlos Romero Deschamps ha conseguido demostrarle al candidato priista Pepe Mead que es el único líder que tiene el poder de su sindicato y se lo este fin de semana que vino de gira el candidato a Presidente de México por el PRI a Minatitlán y Coatzacoalcos.

Y es que si algo no se puede negar a pesar de la situación que atraviesa la industria es que el sindicato más fuerte del país es precisamente el de Pemex, por lo que esto obliga a que, según lo que se comenta en las entrañas de su campaña, los demás líderes de otros gremios cambien su estrategia a través de presionar o chantajear al candidato y al propio aspirante estatal, José Francisco “Pepe” Yunes.

Por el momento Romero mantiene el control en el sur, pero habrá que esperar como se conduce en los siguientes meses y sobre todo ya en la campaña, por lo pronto ahí la lleva como dicen los sureños.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México