lunes, 20 de agosto del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Yunes ¿su as para cuándo?
2018-01-09 | 09:28:58
En octubre de 2016, cuando corría el rumor de que el Tribunal Federal Electoral (TRIFE) podría anular los comicios en los que Miguel Ángel Yunes Linares había sido declarado oficialmente triunfador por el OPLE, el ex candidato panista amagó con “cimbrar a México” con información que por razones de seguridad dijo tener muy bien resguardada, ya que supuestamente exhibiría las presuntas complicidades entre los altos mandos priistas que gobernaban la entidad y el país.
Días después, coincidentemente, el TRIFE validó el triunfo del ex abanderado de la alianza PAN-PRD. En la ceremonia de su toma de protesta como gobernador, el 1 de diciembre antepasado, hizo alusión al mismo tema, pero hasta la fecha sigue sin revelar el resultado de esa investigación que presumió haber realizado a título personal, antes de que asumiera la gubernatura.
¿Por qué Yunes no ha sacado aún ese “as” bajo la manga con el que presuntamente afianzó su acceso al poder? Y es que hoy, circunstancialmente, está en un inmejorable momento no sólo para “cimbrar a México” en plena sucesión presidencial, sino hasta para solidarizarse con su homólogo y correligionario Javier Corral, gobernador panista de Chihuahua, a quien la Secretaría de Hacienda le acaba de retener 700 millones de pesos en recursos federales en aparente represalia por el proceso penal que la Fiscalía estatal le inició al ex operador financiero del CEN del PRI, Alejandro Gutiérrez -muy allegado al ex dirigente priista Manlio Fabio Beltrones-, por un presunto peculado de 250 millones de pesos.
De no hacerlo ahora, todo haría suponer que Yunes estaría reservándose esa carta secreta para otra mejor ocasión que considere altamente rentable para sus intereses políticos personales, como casi siempre lo ha calculado.
Y no se necesita ser mago para adivinar sus prioridades. Primero se propuso gobernar él y ahora se ha empecinado en heredarle el poder los siguientes seis años a su primogénito.
Para lograrlo ha recurrido a otro tipo de chantajes. El dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, terminó por ceder al capricho de Yunes Linares no obstante el manifiesto rechazo de algunos anayistas, como Juan José Rodríguez Prats, quien desde principios de diciembre de 2016, en un artículo publicado en el diario capitalino Excélsior, le había advertido claramente al mandatario veracruzano que “por favor, (…) no intente heredar el cargo a uno de sus hijos” porque, le remarcó, “sería el colmo del nepotismo.
Sin embargo Yunes logró salirse con la suya. Anaya se ablandó en cuanto los dirigentes del PAN y PRD en Veracruz “destaparon” al mandatario veracruzano para la Presidencia de la República. Y al ex gobernador Dante Delgado -su histórico adversario político, al que en diciembre de 1996 se encargó de encarcelar por consigna del entonces presidente Ernesto Zedillo, según declaró en reciente entrevista el líder de Movimiento Ciudadano-, lo habría persuadido con un inesperado paquete de candidaturas a diputados federales y locales.
Yunes parece tener a todos comiendo de su mano. Y es que este domingo 7, al acompañar a su amigo Pepe Yunes Zorrilla en el inicio de su precampaña a la gubernatura, hasta el precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, decepcionó a los priistas agraviados que esperaban que arremetiera en contra del revanchista gobernante del PAN; máxime que en su “war room” (cuarto de guerra) el ex secretario de Hacienda tiene de asesor a Fernando Vázquez Rigada, un veracruzano experto en marketing político que en la sucesión gubernamental de 2016 fue el consultor de cabecera del ex candidato priista Héctor Yunes Landa, acérrimo crítico del panista.
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México