miércoles, 14 de noviembre del 2018
 
Por Francisco J. Ávila Camberos
Columna: Buenos deseos y mejores propósitos
Buenos deseos y mejores propósitos
2018-01-06 | 10:52:41
Primero que nada, les deseo un feliz inicio de año a los lectores de IMAGEN y sus familias. Que el 2018 sea de salud, paz y prosperidad para todos ustedes.
Esperamos que este año sea mucho mejor que el anterior y que trabajemos con fe y entusiasmo para lograr estas metas.
Por otro lado, están iniciando las administraciones municipales en más de 200 ayuntamientos del estado de Veracruz. Necesitamos que los alcaldes entrantes y su cuerpo edilicio recuerden permanentemente que llegan a servir, no a servirse.
Que la responsabilidad que tienen en sus manos es enorme. Que de los tres niveles de gobierno, son los ayuntamientos quienes más peticiones reciben de la población y los que menos presupuesto tienen, por lo que no pueden dilapidar los escasos recursos en ocurrencias, ni en obras faraónicas. Tampoco en comprarse una camioneta de lujo último modelo, ni en desviar el dinero público para adquirir una mega residencia. Tampoco en pagarse un sueldo exorbitante, ni asignarles a los ediles un salario exagerado que muchos de ellos ni siquiera desquitan, solo para mantenerlos contentos, porque así desfondan el erario municipal, lo que impide mejorar la infraestructura y los servicios que da el ayuntamiento.
Para eso no pagamos impuestos los ciudadanos.
Para cumplir su función, las administraciones municipales deben ser eficientes, austeras, honradas y transparentes. Los rezagos son muchos y deben ser atendidos con prontitud, para reducir el enojo social que hay en contra los políticos de todos los partidos por los vicios, despilfarros y saqueos en que han caído.
Deben terminar también con la añeja práctica de llenar la nómina de amigos, parientes y recomendados. Por el contrario, deben reducir personal y reasignar el que quede hacia áreas donde se necesite y sea realmente productivo. No puede ser que gran parte del presupuesto municipal se malbarate en mantener una enorme e innecesaria burocracia.
Por otra parte, los empleados municipales que se queden deben permanecer por sus buenos resultados y su entrega al trabajo, no por sus relaciones políticas o familiares. Deben de pagárseles salarios razonablemente justos, según su desempeño, para evitar que se nivelen cayendo en la corrupción.
No es tan complicado tener a la ciudadanía contenta y satisfecha si ésta observa eficacia y no despilfarro, si detecta que todo el alumbrado público enciende de noche y está apagado de día, si todos los baches se tapan y el servicio de limpia pública funciona, si se arreglan y sincronizan los semáforos, si el agua potable llega limpia y de manera suficiente, si el drenaje no está obstruido y tampoco se derrama.
Solucionar esto no es tan complicado.
Los alcaldes que cumplan con su deber al terminar su gestión recibirán el reconocimiento y la gratitud de la gente.
Por el contrario, quienes no cumplan con las expectativas, ni con las promesas hechas, porque se dediquen al saqueo, sean prepotentes, se sientan dueños de la verdad y no escuchen, recibirán el airado reclamo y el rechazo de la ciudadanía y como están las cosas, seguramente muchos de ellos terminarán en la cárcel.
Si ya hay gobernadores detenidos y encarcelados, lo más seguro es que en el futuro llegue a haber muchos alcaldes en prisión por haber abusado del cargo. Así que todos deben de curarse en salud y actuar siempre dentro de la Ley.
La época en que cada alcalde hacía y deshacía a su antojo, ya pasó a la historia.
Así que cada quien a cumplir con su tarea. Las autoridades municipales a hacer bien su trabajo y los ciudadanos a vigilarlas y a exigirles buenos resultados.
No les parece a ustedes?.
Muchas gracias y buen fin de semana.
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México