martes, 18 de diciembre del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Gobierno de Veracruz y mayoría panista en Congreso se burlan de segunda Alerta de Género
2017-12-15 | 08:18:18
A escasas horas de que la Secretaría de Gobernación -a travésde la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) - emitiera la segunda Alerta de Géneroparael estado de Veracruz, una joven más fue asesinada; tras seis días en calidad de desaparecida, la joven universitaria Ashley Malixi Miranda Pérez, de 20 años de edad, fue encontrada sin vida y con huellas de tortura en un camino de terracería de la comunidad Cerro Grande, en el municipio de Papantla.
Ashley habría sido víctima de secuestro, pues la madre informó que la contactaron vía telefónica para pedirle 125 mil pesos, hecho que fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado, donde aseguró existió incompetencia en todo momento, pues además de un marcado desinterés, todo el personal que ahí labora argumenta exceso de trabajo. Ante ello el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares indiferente.
Solo son cifras, mientras que cientos de familias veracruzanas sufren por situaciones similares y el gobierno del cambio, igual o peor. En Veracruz el tema, es preocupante, más bien alarmante, pues precisamete hace un año, a finales de noviembre de 2016, se emitió la primera Alerta de Violencia de Género decretada para 11 municipios dela entidad y a la fecha poco o nada se ha hecho para frenar el estado de emergencia que viven las veracruzanas.
Desde la activación de la primera alerta, hasta el 13 de diciembre de éste año que se activó la segunda, 219 mujeres habían sido asesinadas en la entidad, según el “Proyecto Asesinatos de mujeres y niñas por razón de Género. Feminicidio en la entidad veracruzana”, de la Universidad Veracruzana. La segunda alerta de género tuvo sus orígenes en la demanda de organizaciones respecto de la necesidad, que las veracruzanas pudieran acceder a la interrupción legal del embarazo, sin poner en riesgos su salud, a lo cual el Congreso de Veracruz se negó.
Según el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares había entregado recientemente, el reporte del avance en la implementación de las recomendaciones realizadas por la Secretaría de Gobernación, para corregir esas problemáticas, pero ante el incumplimiento, derivó la segunda alerta, emitida apenas éste miércoles. Lo realmente reprobable, es que durante su campaña electoral –como muchos otros temas- Miguel Ángel Yunes Linares exigía al entonces Gobernador Javier Duarte que se decretara la Alerta, según él reprobaba la violencia existente contra la mujer en la entidad, pero ya en funciones de Mandatario ha sido omiso, negándose a establecer las medidas de protección necesarias.
Ayer en un comunicado Linares acusó al Congreso de ser el responsable de la segunda alerta al incumplir con las medidas para evitar riesgos por abortos clandestinos; obvio lo referido en el citado documento es una burla a los veracruzanas, toda vez que el empleado del ejecutivo en el Poder Legislativo, Sergio Hernández retó a la dependencia federal, argumentando que, no están obligados a obedecer dicha alerta, argumentando –una vez más de manera ignorante- autonomía, por lo que, la alerta del organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación no los obliga –según él- a legislar en la materia. Es decir primero sus intereses y luego el de las veracruzanas.
ENTRE DIPUTADOS PANISTAS Y PERREDISTAS, AVALAN DICTÁMENES FANTASMAS
A propósito del Poder Legislativo. Aquí las cosas empeoran –con la mayoría panista- pues ocurren cuantas y tantas irregularidades; ayer, por ejemplo, se autorizó al Ayuntamiento de La Antigua una concesión para la operación de un rastro por quince años en aquel municipio, pero resulta que el dictamen que se votó al respecto, no tenía ningún dato, además que no existía expediente alguno que de legalidad a dicho derecho, es decir la Comisión de Hacienda integrada por los “flamantes” diputados Rodrigo García Escalante, Yasmínde los Ángeles Copete Zapot y BingenRementería Molina; seguramente aquí hubo mucho dinero de por medio, pues aventarse dictamenes de la nada es muy aventurado.
Y es que el alcalde favorecerá a una empresa particular, quien prestará este servicio por quince años y de ello no existe información alguna. Respecto de ello, la diputadaTanya Carola Viveros Cházaropidió la moción suspensiva y la moción aclaratoria, pues no existe –por ejemplo- dictamen que demuestre la imposibilidad material y operativa para que el Ayuntamiento continúe brindando el servicio de rastro a la población de ese municipio, tampoco copia de la convocatoria de la licitación pública correspondiente, ni expediente del concesionario en donde se demuestre su capacidad técnica y humana para prestar el servicio; en resumen no existe nada, se votó un dictamen fantasma, sin antecedentes, sin documentación, sin expediente. ¡Así se las gastan panistas y perredistas en el Poder Legislativo Veracruzano!
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México