martes, 21 de agosto del 2018
 
Por Los Reporteros
Columna: Off the record
Off the record
2017-11-29 | 08:06:03
José Antonio Meade apenas asomó la cabeza oficialmente y ya recibió el marrazo. Lo menos que le dicen es que se presta al juego priista con la simulación de un aspirante externo que servirá a los intereses del partido en el poder. Un proverbio japonés señala que cuando un clavo sobresale de la tabla le dan un martillazo. Y es verdad.

Antes de denostar o de defender a ultranza a una persona, según sea el caso, se le debería dar tiempo de demostrar su capacidad o para exhibir su incapacidad.

Subir a la red fotografías del ahora exfuncionario federal en las que aparece primero con el panista Felipe Calderón Hinojosa y ahora con el priista Enrique Peña Nieto está de más. Es lógico que si Meade era secretario del gabinete federal en tiempos de Calderón, tenía que aparecer en muchos eventos públicos, al igual que en los últimos años con Peña.

¿Qué quisieron demostrar? En realidad, nada. Eso no significa que como candidato y quizá como presidente vaya a ser bueno o malo; no se puede elogiar ni demostar a priori. Allá Meade y los mexicanos.


**********

Los alcaldes electos de la oposición al PAN fueron los destinatarios de una fuerte crítica del ejecutivo estatal, quien los acusó de ser títeres de sus líderes. Su regaño fue para los del partido MORENA, quienes no acudieron a una reunión convocada para atender asuntos de seguridad.

La ausencia de los alcaldes electos no se justifica porque antes que su partido político debe estar la ciudadanía que les dio el voto y a la que gobernarán a partir del 1 de enero de 2018.

Pero tampoco se vale criticarlos porque si de títeres se trata, varios diputados locales emanados del PAN son simples levantadedos y aplaudidores de todo lo que propone el ejecutivo.

Algunos panistas se comportan no como integrantes de uno de los tres Poderes del estado, sino como empleados del Ejecutivo, como si él fuera su jefe. Y no lo es, no está por encima de ellos. ¿Entonces quiénes son los títeres?


***********

Algunos representantes -que no dirigentes- de cámaras empresariales como la Canirac en la ciudad de Veracruz, ahora ya ven defectos en lo que hasta hace poco aplaudían. El restaurantero ahora ve defectos en el centro histórico de Veracruz. Y tiene razón, porque sí los hay y sería deshonesto callarlos o peor aún, negarlos.

Lo que se cuestiona es que lo diga ahora que la administración ya está cerrando la puerta, cuando durante todo este tiempo no se atrevía a señalarlo. Las críticas en esas circunstancias son inconsistentes aunque de fondo sean verdaderas.

A la inversa, varios líderes sindicales y de organismos apócrifos y etcétera, hasta hace unas semanas criticaban la situación en el estado, sobre todo la inseguridad. Lo curioso es que ahora empiezan a ver las cosas de otro color. ¿A qué se deberá ese repentino cambio?

Es de sabios cambiar de opinión. Pero en los tiempos actuales eso llama a sospechas...




Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México