martes, 25 de septiembre del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Las plagas de Yunes
2017-11-23 | 09:38:12
Germán Martínez Cázares es uno de los exdirigentes nacionales del PAN que siempre ha tratado de actuar con la mayor congruencia política.

Así lo hizo el 6 de julio de 2009, cuando al día siguiente de la elección federal renunció a la dirigencia panista ante su rotundo fracaso. “La derrota es el momento más claro para demostrar que en Acción Nacional hay dignidad, ética de la responsabilidad y cultura de la dimisión”, expresó en conferencia de prensa, tras lamentar que no había sido posible convertir de manera legítima y democrática en confianza para los candidatos del PAN la aprobación que –según él– tenía en ese entonces el presidente Felipe Calderón entre los ciudadanos.

Por eso vale la pena retomar los señalamientos y advertencias que Martínez Cázares hizo este miércoles en un texto publicado por el diario Reforma, en el que apunta que el Frente Ciudadano por México necesita sobrevivir a diez grandes plagas de nuestra política. “Si no supera esas calamidades, nadie creerá que es ‘frente’ sino cabús de intereses; tampoco que es ‘ciudadano’ sino amontonamiento de dirigentes partidistas en busca de chamba, y mucho menos que es ‘por México’ ”, expuso el exsecretario de la Función Pública.

De las diez plagas políticas que enlistó –populismo, centrismo, egocracia, priismo, corrupción, rebañismo, mercantilismo, centralismo, presidencialismo y espectacularización–, algunas parecieran tener dedicatoria para el camaleónico gobernante panista de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien padece una doble obsesión: hacer escarnio público de su antecesor Javier Duarte, a quien sigue inculpando de la inseguridad que con él se ha acrecentado, y heredarle la gubernatura a su hijo primogénito, valiéndose de los recursos y programas oficiales y de otras artimañas que tanto les criticaba a los priistas.

Este martes, por ejemplo, el diario El Universal exhibió el uso partidista que el gobierno de Yunes le está dando al programa social “Veracruz Comienza Contigo”, para el que han sido contratados desde diciembre de 2016 más de 2 mil 400 militantes panistas –entre exlíderes municipales, excandidatos y familiares de miembros de la dirigencia estatal del PAN–, de los cuales, 26 tienen cargos de “supervisores”, cuyos sueldos oscilan entre los 19 mil y 53 mil pesos mensuales.

Por ello, al referirse a esta plaga, el político michoacano urge al Frente a dar “una señal clara y rotunda al apartarse de sus propios gobernantes señalados por corrupción”, para que su discurso de honestidad tenga credibilidad. “Autodenuncia para ser creíble o complicidad vergonzosa. ¿Amnistía? ¡A nadie!”, afirma categórico el expresidente del CEN del PAN.

Igualmente, al aludir lo que él llama “Rebañismo”, Martínez anota que la coalición PAN-PRD-MC “no puede definir a sus candidatos a partir de cebar rebaños con dinero público, para supuestamente elegir a un pastor. Esa práctica corporativa no significaría ningún buen augurio para el Frente y entregará su candidatura al campeón del acarreo.”

¿No acaso es lo mismo que Yunes está haciendo en Veracruz con diputados locales y ediles recién electos que organizan foros para que su primogénito hable de su “exitosa experiencia” como alcalde de Boca del Río?

Sin embargo, Martínez advierte que la plaga del “Priismo” es “sin duda un peligro mayor”, por lo que emplaza a los líderes del Frente a “desenmascarar a los colaboracionistas del régimen y señalarlos públicamente, porque contar con ellos es autoengaño”, ya que anticipa que “algunos gobernantes se domarán con una llamada de Los Pinos.”

¿Acaso en alusión a la predecible traición de Yunes, como acusan que hizo el expriista en la sucesión presidencial de 2012?





Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México