jueves, 22 de febrero del 2018
  
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Cámara, luces... ¿acción?
2017-10-25 | 09:41:39
Si el gobernador Miguel Ángel Yunes creía que todo mundo le iba a aplaudir su rimbombante anuncio sobre la instalación de 6 mil 476 cámaras de videovigilancia en diversos municipios como parte de su estrategia para inhibir la delincuencia y violencia que siguen a la alza en la entidad, este martes el arzobispo de Xalapa, monseñor Hipólito Reyes Larios, se encargó de ubicar al mandatario veracruzano en la realidad.

Y es que el jerarca de la Iglesia católica veracruzana declaró que “es una medida, pero no es suficiente” y que “lo que interesa es que ya la sociedad se organice un poco más como ya lo están haciendo en algunas comunidades”, pues dijo que es más eficiente el cuidado entre vecinos de una colonia o habitantes de un municipio.

El presbítero expresó que la gente ya no está esperando todo de la policía y que la sociedad civil tiene que reaccionar más a esto. “Todos tenemos que entrarle”, exhortó.

Además, Reyes Larios criticó que todos los delitos se los achaquen a la delincuencia organizada, lo que en su opinión no es así, pues refirió que mucha gente delinque fácilmente. “Ya lo hemos visto aquí en Xalapa, de varios muchachos que se dedican a veces hasta el secuestro”, expuso.

En cuanto a las cámaras de videovigilancia, ¿de veras inhibirán al crimen? Se duda. Ahí está el caso de los videos que requisaron las autoridades federales en septiembre de 2011 en Boca del Río, dizque para investigar a los criminales que a media tarde arrojaron 35 cadáveres en el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, frente a una concurrida plaza comercial, una área que estaba acordonada por el Ejército y la Marina, ya que al día siguiente se realizaría la reunión nacional de procuradores y presidentes de tribunales de justicia.

¿Y qué pasó? Absolutamente nada.


FIDEL: MARCAJE PERSONAL


En su edición impresa de este martes, un diario porteño muy afín al gobierno de Miguel Ángel Yunes, publicó en su primera plana una serie de fotografías del exgobernador priista Fidel Herrera Beltrán, el cual fue captado la tarde del lunes cuando salía caminando solitario de un hotel ubicado en Paseo de la Reforma en la Ciudad de México para abordar su camioneta.

Llama la atención que el fotógrafo es el mismo que hace un mes obtuvo la “primicia” de las despensas almacenadas en casa de la priista Fabiola Balmori, directora de Servicios Municipales del Ayuntamiento del puerto de Veracruz, lo que sirvió de pretexto para que la Fiscalía General del Estado movilizara a policías ministeriales que de inmediato confiscaron las bolsas de alimentos y detuvieron al presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas del Estado de Veracruz, Juan Antonio Pinilla Rodríguez, esposo de la funcionaria municipal.

Este abuso de autoridad fue duramente criticado en las redes sociales, ya que se aclaró que las despensas habían sido recaudadas por los integrantes del Colegio de Ingenieros, quienes habían acordado reunirse alrededor de las cinco de la tarde del martes 26 de septiembre en casa del matrimonio Pinilla Balmori, en el municipio de Boca del Río, para transportarlas hasta el centro de acopio de la Cruz Roja, institución que las entregaría directamente a las comunidades damnificadas por los recientes sismos.

Por este vergonzoso caso, la Fiscalía yunista quiso implicar posteriormente a la delegada federal de la Sedesol, Anilú Ingram, fuerte aspirante del PRI al Senado de la República.

¿Cuál habrá sido entonces el mensaje de este marcaje personal para el exgobernador Herrera? ¿A poco después del fallido citatorio, de veras están por echarle el guante?
Entradas Anteriores




















  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México