viernes, 22 de junio del 2018
 
Por Maquiavelo
Columna: Se dice que
Pobre México
2017-10-18 | 09:53:11
Ahora resulta que la gran mayoría de los gobernadores del país son delincuentes consumados, mientras que están en el poder se les da cierta impunidad, pero al dejar el cargo es cuando la tardía justicia mexicana empieza actuar. Todo se les permite mientras estén ejerciendo sus funciones de gobernadores conscientes que son corruptos y rateros, como si tuvieran un permiso muy especial por haber resultado electos en sus entidades. Pero esta autorización oficial de desfalcar se acaba.

Ya lo vivimos en Veracruz y a medida que pasan los días aparecen nuevos delitos y atrocidades financieras. Ahora le tocó a Tamaulipas con su exgobernador Eugenio Hernández, lo que le encontraron la semana pasada un predio de 1, 600 hectáreas utilizando prestanombres y dichos terrenos que pertenecían al pueblo tamaulipeco los compró a precios de ganga. Al principio solo se le acusaba de peculado y lavado de dinero. Pasaron los días y hay 14 averiguaciones previas en su contra. La misma historia de Javier Duarte y de tantos otros gobernantes que ya rebasan la docena.

Se sentían protegidos por el presidente de la República mientras estaban en funciones. La época de oro fue cuando el mandatario era del PAN y ellos eran virreyes priistas y no tenían que rendir cuentas. Es el México que tenemos.


Se encogió el Frente Ciudadano


Le dejaron la mesa puesta al PRI y Morena los del Frente Ciudadano, quienes de pronto se hicieron chiquitos, el poder de convocatoria de Alejandra Barrales y Ricardo Anaya se perdió. Invitaron a los gobernadores de sus partidos y solo asistieron cinco, de los 16 invitados.

Se entiende que del PRD de los años pasados solo quedan las migajas de lo que fue cuando estuvieron el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Andrés Manuel López Obrador, Alejandro Encinas, Marcelo Ebrard y tantos otros.

Los del PAN parece que se partieron a la mitad con la salida de Margarita Zavala y sus seguidores. Los hechos trascienden a los columnistas políticos de esta ciudad de México y sus comentarios son hirientes.


Eso de pelearse con un medio


De manera pública el presidente del PAN, Ricardo Anaya, se ha peleado con el periódico El Universal, como que no midió la importancia de entrar en conflicto con un medio impreso. Ahora se encuentra enmedio de una acusación de presunto enriquecimiento ilícito.

Una organización llamada Consenso Ciudadano de Querétaro lo ha demandado ante la Fiscalía Anticorrupción de aquel estado.

Hasta lo acusan de mentiroso apuntando que las fechas no mienten, sobre las declaraciones hechas en el Registro Público de la Propiedad y cuando fueron realizadas dichas operaciones.

La vanidad y prepotencia del funcionario les hace perder algo tan sencillo como el derecho de réplica.

“Exigimos el mayor escrutinio a cualquier persona que presida un partido político y más cuando aspire a ocupa el honroso cargo de presidente de la República”. Como dijera Juan Gabriel… pero qué necesidad.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México