Logo Imagen del Golfo
    viernes, 24 de noviembre del 2017
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur     |     Cd. de México     |    Córdoba-Orizaba-Centro     |     Internacional     |     Guerra contra el narco    |     Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa    |     Veracruz-Boca del Río
El sumiso Fiscal, que infringe el derecho constitucional a la información
 
 
Por Magda Zayas Muñoz
2017-10-18 09:49:37
Columna: Momentos
 
Es evidente que la Fiscalía General del Estado, es cada día menos autónoma y por el contrario, aún más subordinada al Poder Ejecutivo; nadie imaginaba que habría un Fiscal peor que Luis Ángel Bravo, pero llegó Jorge Winckler Ortiz y desfalcó a su antecesor con esa burla e indiferencia que le caracterizan ante la tragedia que viven miles de familias veracruzanas; se peleó con Colectivos de madres y padres de familia que buscan a sus hijos desaparecidos, además en franca violación al derecho de información, bloqueo al colectivo Solecito y comunicadores de su cuenta de twitter.
A ello se suma la solicitud del Gobernador, acatada y asentada ya en la Gaceta Oficial del Estado del lunes 16 de octubre de 2017, número extraordinario 412, Decreto 290 en el cual se señala que el Fiscal General presentará anualmente un informe de actividades ante los Poderes Legislativo y Ejecutivo del Estado, en una comparecencia que deberá celebrarse de manera privada –No pública- con la justificación de la secrecía que se tiene que guardar de los temas competencia de esta instancia.
Lo anterior resulta insólito, pues es la primera vez que una comparecencia de un Fiscal –antes Procurador- se llevará a cabo de manera privada, pues son precisamente las comparecencias el instrumento para que los ciudadanos se enteren de los resultados durante el año de labores, confirmándose una vez más la irritabilidad que existe por transparentar su función.
El papel de Winckler ha sido francamente desastroso y la autonomía es solo una palabra que no tiene cabida lejos de la legalidad que en ésta administración se presume; en un video circulado en redes recientemente, se observa como en un desayuno en conocido café del puerto de Veracruz, el Mandatario junto con algunos colaboradores como el Secretario de Gobierno, Secretario de Seguridad Pública y Fiscal, prácticamente calla a éste último cuando intenta responder a los medios de comunicación. Con señas y una mirada encolerizada Jorge calla y agacha la cabeza en señal de sumisión.
Cierto es, que la autonomía nunca ha sido un hecho consumado, pero nunca antes fue tan evidente su lejanía y ello resulta aún más lamentable, en el supuesto “gobierno del cambio”. Retomando el tema del bloqueo que Winckler ha realizado a familiares de desaparecidos y periodistas de su cuenta de twitter resulta por demás indolente e ignorante, pues ha sido el Tribunal Superior de Justicia del país, quien ha determinado a través de jueces de distrito, es decir jueces federales, que ello constituye que hacerlo vulnera el derecho a la información de interés público que en esa cuenta de red social da a conocer sobre actividades llevadas a cabo en el encargo encomendado.
Un hecho así ocurrió recientemente, cuando a través de la resolución de un amparo indirecto, un juez de distrito, ordenó al alcalde de Nogales, Sonora, David Cuauhtémoc Galindo Delgado, desbloquear de su cuenta de twitter a un ciudadano después de que éste último interpuso el recurso. En el acto reclamado, el ciudadano, afirmó que el presidente municipal quien utiliza la cuenta @TemoGalindo en Twitter, lo bloqueó en un mero acto de discriminación y vulnerando su derecho a la libertad de información.
Dentro del Juicio de Amparo 216/2017/VI, el pasado 27 de septiembre, la orden fue tajante: desbloquear al quejoso toda vez que se le habían violado sus derechos constitucionales. El alcalde de la citada municipalidad, argumentó al juez en su contestación de defensa, que la cuenta de Twitter es de uso personal y no es en ningún momento financiada por el ayuntamiento, sin embargo, en la investigación realizada al perfil del funcionario, se estableció que la cuenta de twitter es utilizada para destacar las tareas del gobierno municipal, especialmente las actividades del alcalde, como ocurre con el señor Fiscal de Veracruz quien constantemente difunde los comunicados que emite su oficina, además de reproducir declaraciones e información del ejecutivo veracruzano. ¡Así las cosas en nuestra entidad!.
AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
comunidad imagen del golfo
  Entradas Anteriores
2017-10-17 / Justificación antes que asumir errores, característica del gobierno del cambio
2017-10-16 / Policía no ésta donde debería estar
2017-10-13 / Ley General de Desaparición Forzada, un logro de colectivos, que pega a autoridades veracruzanas
2017-10-12 / No tienes vergüenza decía Yunes a Duarte; hoy él, tampoco la posee, atestiguan veracruzanos
2017-10-11 / ¡Agreden ciudadanía y los delincuentes andan sueltos!
2017-10-10 / Y ¿la seguridad pública para cuándo?
2017-10-09 / Sí de construir verdades con mentiras se trata ¡ellos se pintan solos!
2017-10-06 / Una vez más, incompetente trabajo de Fiscal, exhibido en Congreso de la Unión
2017-10-05 / El antifaz de NamikoMatzumoto: de la complicidad a la fingida indignación
2017-10-04 / Fiscalía que actúa por encargo y desatiende premuras
2017-10-03 / Tras los caballos de Karime y el primogénito en plena campaña gubernamental
2017-10-02 / Yunes Márquez desatado; ahora lo destapan Los Garcías en Panuco
2017-09-29 / La autonomía se desvanece en el poder legislativo
2017-09-28 / ¿Productor de novelas, director de teatro o Fiscal General del Estado de Veracruz?
2017-09-27 / En Veracruz, feminicidiosa la alza ¿y las políticas públicas para aminorar, cuando?
2017-09-26 / Que no hay dinero ¡será en paguitos! empresarios esperan hechos, además de la palabra
2017-09-25 / La carrera en la capital y Américo avanzando
2017-09-22 / La ilegalidad –según partidos políticos e INE- de la legal exigencia ciudadana
2017-09-21 / Peroteños alertan contaminación
2017-09-20 / La tierra protesta ¿y los gobernados cuándo?