viernes, 22 de junio del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Caso Gibrán, ¿quienes faltan?
2017-09-29 | 09:51:42
El pasado martes 26 referíamos que “ahora que la Fiscalía General del Estado asestó un buen golpe con la detención de Oscar Sánchez Tirado, el exdirector de Prevención y Reinserción Social que junto con su pareja sentimental Olga Heber Jiménez y otros siete policías ha sido sometido a proceso penal por la desaparición forzada de Carlos David Bautista López –desaparecido a mediados de septiembre de 2015–, muchos se preguntan por qué la FGE no le ha dado hasta ahora el mismo seguimiento al caso de aquél joven ex participante de ‘La Voz México’, Gibrán David Martínez Díaz, quien también desapareció acompañado de un menor de edad, y en cuyo crimen habrían participado media docena de elementos policiacos”.

Inclusive recordamos que “de hecho, sobre la desaparición de este cantante, dio algunos indicios la diputada panista Cinthya Lobato, quien a finales de noviembre de 2016, durante la comparecencia de José Nabor Nava Holguín, último titular de la SSP en la administración pasada, dijo que, en su momento, según los peritajes de este caso, se había dado a conocer que el teléfono celular de Gibrán registró por última vez la localización dentro de las instalaciones de la Fuerza Civil en El Lencero, sede que la legisladora apuntó que había sido señalada en más casos de desaparición forzada”.

Este miércoles 27 recibimos respuesta de la Fiscalía General del Estado (FGE), informándonos que la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas obtuvo el día 20 de junio pasado, siete órdenes de aprehensión en contra de los elementos de la SSP que materialmente realizaron la privación ilegal de la libertad de Gibrán David Martínez Díaz, de José Eduardo de la Cruz Caballero y de un menor de edad.

Que ese mismo día, y durante el siguiente, capturaron a tres de ellos, en contra de quienes obtuvieron el miércoles 28 de junio del 2017 auto de vinculación a proceso por el delito de desaparición forzada.

Igualmente se nos comentó que este caso era ejemplo de impunidad, pues desde 2014 existían elementos claros para proceder pero que, sin embargo, la entonces Procuraduría General de Justicia solamente les indilgó el delito de incumplimiento de un deber legal, por el que fueron condenados para, después, conmutar la pena.

Y que mientras los defensores han esgrimido que la FGE estaría juzgando a los policías por segunda vez por el mismo delito, la Fiscalía Especializada ha argumentado en la audiencia de vinculación a proceso que se trata de una “cosa juzgada aparente o fraudulenta”, ya que sostienen que nunca existió una voluntad real de someterlos a la acción de la justicia, siguiendo la jurisprudencia en casos de delitos de lesa humanidad de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

También se nos hizo saber que el proceso penal 130/2017 se encuentra en curso, en este momento, dentro del período otorgado por el Juez de Control para la investigación complementaria.

Sin embargo, la interrogante que aún queda en el aire es si los siete policías implicados como presuntos autores materiales de la desaparición forzada de Gibrán David y sus dos acompañantes actuaron por su cuenta o si, como en el caso de Carlos David Bautista López, habrá también uno o más autores intelectuales que ordenaron el crimen.

Y es que, en su momento, versiones periodísticas insinuaron que detrás de la desaparición forzada de Gibrán habría estado implicado un familiar cercano del entonces secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.

¿O cuál fue la razón por la que los siete policías se aventaron el tiro de desaparecer a Gibrán y dos acompañantes más?





Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México