sábado, 23 de junio del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
CEIS, de mal en peor
2017-09-28 | 10:14:09
Tal parece que en el Centro de Estudios e Investigación en Seguridad, (CEIS), salieron de Guatemala para entrar a “Guatepeor”.

Y es que, como se recordará, a mediados de junio pasado salió como tapón de sidra el doctor Julio César Sosa Mirós, el primer director del CEIS en la administración yunista, a raíz de la protesta que en su contra realizaron alrededor de 200 cadetes de las generaciones 18 y 19 de la Policía Acreditable, los cuales se quejaron de humillaciones, maltratos y de haber sido echados a medianoche de las instalaciones de El Lencero sin un peso en la bolsa para que retornaran a sus lejanos lugares de origen, pues les debían 15 mil pesos en promedio a cada uno correspondientes a cinco quincenas de sus becas.

El que tuvo que sofocar el escándalo mediático fue el propio titular de la SSP, Jaime Téllez Marié, quien de inmediato le pidió su renuncia a Sosa Mirós.

En lugar del académico universitario y exconsejero electoral fue designado el general retirado Jorge Justiniano González Betancourt, quien en el sexenio del gobernador Miguel Alemán Velazco dirigió la Academia Estatal de Policía de El Lencero y luego fue invitado por el PAN como diputado federal plurinominal.

Sin embargo, a escasos tres meses de haber relevado a Sosa Mirós, el general González Betancourt ya está colocado en el ojo del huracán.

Y es que personal que labora en el CEIS nos ha hecho llegar un escrito en el que piden investigar una serie de irregularidades, arbitrariedades y de presuntos “actos de corrupción y humillación” que le atribuyen a la señora Iliana López Vázquez, secretaria particular de González Betancourt.

Entre otras cosas, señalan que esta persona no habría aprobado los exámenes de control y confianza en el año 2013, además de que la consideran peligrosa ya que entre sus antecedentes le imputan amenazas vertidas a periodistas de Martínez de la Torre.

Afirman que en el CEIS ya amenazó a varios empleados que no ceden a sus caprichos, por lo que temen no solo perder su trabajo sino hasta por su propia integridad física.

Están sorprendidos del poder que ha llegado a concentrar, pues pese a ser solo la secretaria particular “mueve toda la Academia a su antojo y conveniencia, sin que el General haga algo al respecto, ya que lo maneja como un títere a su antojo…” Además se quejan de la manera prepotente, agresiva y humillante con que suele tratar al personal.

“Si a los periodistas por hacer su trabajo les tomaba foto y los amenazaba tanto a ellos como a su familia, qué nos esperamos nosotros que tiene acceso a toda la información personal dentro de la institución”, exponen los empleados del CEIS, quienes solicitan hacer pública su queja para que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y su secretario de Seguridad Pública ordenen pronto una investigación porque “no es posible que sigamos aguantando a una persona de este tipo”.

Y es que señalan que recientemente corrió a una cadete y a un instructor, a los que uno de sus incondicionales despojó de sus teléfonos celulares para revisarlos, violando sus derechos y privacidad.

También la acusan de que al personal que le cae bien, los privilegia laboralmente; pero a los que no, los castiga mandándolos a la cocina o a realizar labores de mantenimiento. Además, afirman que a los que se atreven a cuestionarla, los amenaza con enviarlos lejos de su familia o inclusive hasta de muerte, ya que presume ser protegida del General y del Ejército. ¿Será? Ojalá investiguen.




Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México