sábado, 23 de junio del 2018
 
Por Los Reporteros
Columna: Off the record
Off the record
2017-07-17 | 12:22:37
Más de lo mismo

Un nuevo espectáculo se verá hoy en México y con mayor atención desde Veracruz: el tan anunciado arribo del exgobernador Javier Duarte de Ochoa al país, en un vuelo procedente de Guatemala, para enfrentar a la justicia o lo que se supone que es la justicia que tiene muchas aristas dependiendo desde dónde se le vea.

Para unos, la justicia será llevarlo a la hoguera, empalarlo y después quemarlo en una pira como en tiempos de la Inquisición, para exhibir sus cenizas como un trofeo de guerra y explotarlo políticamente en el año electoral 2018.

Para otros, sería exonerarlo de los delitos que le imputan, con independencia de que sean reales o no, y hacer como si nada hubiera ocurrido.

En el fondo nadie busca justicia porque poco importa si los presuntos delitos son comprobables o no. Lo que importa es sacar raja política desde un bando o el otro y capitalizarlo para las elecciones del próximo año.


*************

Además eso ya parece una nota vieja, de tanto que la han cacareado los medios de comunicación. Lo interesante será ver quiénes de los que se decían sus amigos y de quienes fueron sus colaboradores irán a visitarlo a prisión, ya que también se beneficiaron del poder.

Como gobernador, Duarte solía decir que es de bien nacidos ser agradecidos. Pues sus amigos y excolaboradores ya no tendrán pretexto porque estará en el país y podrán visitarlo, aunque será más fácil que llueva de abajo hacia arriba. Además ya nadie quiere verse relacionado con Duarte.


*************

La salida de Clementina Guerrero de la Secretaría de Finanzas y Planeación para ser sustituida por Guillermo Moreno Chazzarini evidencia el fastidio de la dama en un área que no ha dado ni dará para atender las necesidades del tercer estado más poblado del país.

Y es comprensible. Con su pensión de la Universidad Veracruzana la señora no tiene necesidad de vivir con eterna tensión en una oficina estresante a más no poder, sobre todo porque hágase lo que se haga, la situación de Veracruz y de los veracruzanos no mejorará en los meses que le quedan al 2017 ni en los del 2018. ¿Entonces para qué complicarse?, debió ser su razonamiento. Y fue práctica.


************

¿Cuántos secretarios o subsecretarios más irán desertando en el año y meses que le restan a esta administración estatal? El tiempo lo dirá. Se pensaría que nadie suelta el poder así sea por un breve plazo, pero las presiones son fuertes, y más cuando no hay con qué trabajar.

Y la falta de recursos tampoco es una excusa para abandonar el barco en plena zozobra, porque todos, absolutamente todos sabían que eso venía y aceptaron abordarlo. Nadie estaba engañado, todos sabían a lo que le tiraban. Unos ya emprendieron la graciosa huida bajando un primer peldaño de las escaleras; la partida total ni se notará.


**********

Donde no decae la presión es en los partidos políticos y en los candidatos ganadores que temen se revierta su triunfo por irregularidades, ya sea por la presunta manipulación de los votos o en el peor de los casos, porque hayan rebasado el tope de gastos de campaña.

Sin embargo los conocedores aseguran que las plazas grandes, tanto estados como municipios, la librarán y en su lugar se sacrificará a los ayuntamientos pequeños, no redituables políticamente para los partidos.

De esa manera se dará el espectáculo sangriento a quienes están ávidos de él pero se perdonará a las próximas autoridades, sobre todo municipales, para evitar conflictos mayores, porque algunos actores políticos ya están amenazando con una revuelta si les quitan lo que ganaron limpiamente. Ajá, sí.

Eso sí, cuando ratifiquen a los “ganadores”, saldrán a decir que la ley se impuso sobre los chismes.


************





Se supone que este martes concluirá el ciclo escolar, pero eso es un mero trámite burocrático porque la semana pasada ya no hubo clases en la mayoría de los planteles. En varios, los directores y directoras le dijeron a los padres de familia que ya no llevaran a los alumnos porque ya no había nada que hacer.

Bien pudieron aprovechar ese tiempo para poner al corriente a los alumnos rezagados o de menor aprovechamiento y rendimiento, pero eso implicaba “trabajar de más” y los maestros no estaban dispuestos a eso.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México